Guía para comprar un smartphone

0

Compra inteligente de un smartphone

Quieres comprar un Smartphone pero sin dejarte llevar por la publicidad, los comerciales o las opiniones sesgadas de tus amigos. ¿Qué tienes que hacer? Informarte. Todo lo posible. Y para esto elaboramos esta pequeña guía con los pasos que debes seguir.

¿Qué tengo que mirar en las especificaciones?

Vemos multitud de datos técnicos, pero aún no sabemos que mirar. Y aunque lo miremos, no lo comprendemos, ¿te suena? No te preocupes. Te explicamos qué tienes que mirar y como hacerlo. El orden de los factores no es determinante, todos son importantes en mayor o menor medida, y depende de lo que busques se adecuarán a ti o no.

1. Procesador.

Del tipo de procesador y sus características depende el rendimiento del móvil para correr según qué aplicaciones. El procesador es un componente por lo tanto esencial, y es muy importante tenerlo en cuenta a la hora de decidir. Para elegir un buen procesador hay que tener en cuenta varias variables:

  • Número de núcleos no lo es todo. El número de núcleos es el número de unidades centrales de procesamiento. El tener más de un núcleo implica que cada uno de ellos puede procesar una orden o tarea distinta al máximo nivel de potencia, sin que tenga que repartirse. Sin embargo, el doble de núcleos no implica el doble de velocidad, pues muchas veces, las aplicaciones que ejecutemos sólo trabajaran con uno o dos núcleos, por lo que el resto se quedarán sin utilizar. La mayoría de los Smartphones actuales funcionan con ocho núcleos, aunque aún se venden procesadores con cuatro. A veces, con el número de núcleos pasa un poco como con los megapíxeles en las cámaras: el consumidor no experto, que no tiene información suficiente para comparar, tiende a querer cuantificarlo todo en una sola cifra. Por tanto, asumirá que a mayor número de núcleos, mejor móvil, pero esto no tiene por qué ser así. Y si no, que prefieres, ¿un Ferrari con un determinado número de caballos, o un coche chino de imitación con el doble?
  • Velocidad. Se mide en GHz (Giga hercios), y mide la velocidad a la que trabaja el procesador. Tenemos que estudiarlo en combinación con el número de núcleos. La velocidad máxima se verá disminuida si tenemos muchas aplicaciones trabajando al mismo tiempo y pocos núcleos. Otras veces, si no trabajamos con varias aplicaciones al mismo tiempo, muchos núcleos quedarán sin utilizar.
  • Fabricante.
    3d illustration of a glowing blue Qualcomm logo sitting on top of a glossy microchip
    Mientras los móviles másbaratos o las marcas emergentes suelen utilizar procesadores chinos Mediatek, la marca de referencia que utilizan las grandes marcas es Qualcom. Mediatek ofrece soluciones de rendimiento bastante buenas para el precio de sus procesadores, por lo que el precio de los dispositivos que lo montan baja bastante. No tiene por tanto que echarte para atrás que el procesador sea Mediatek para hacerte con un móvil, sin embargo, debes tener en cuenta que esta última marca es conocida por la dejadez para facilitar las actualizaciones de sistema operativo a los fabricantes (Los modelos de Bq E6 y E5FHD se quedaron sin actualización). Si tener la última versión de  android es importante para ti, no olvides este inconveniente. Además, Qualcom ofrece la garantía que tiene ser el fabricante de procesadores pionero y con más recorrido. En este link, tienes un ranking de las mejores GPUs en cuanto a rendimiento. (Como verás, no se incluye ningún Mediatek) http://www.antutu.com/en/view.shtml?id=8200

2. Memoria Ram. 

La memoria RAM no es más que eso: una memoria no fija que se llena o vacía con la información relativa a los procesos en ejecución. Es por eso que habitualmente se resume que de la memoria Ram depende el correcto funcionamiento de la multitarea: a mayor número de procesos simultáneos, mayor necesidad de memoria para guardar la información que se genera. Cuando no tenemos suficiente RAM, notaremos que la imagen se congela o que el móvil responde con retardo (lags).

En cuanto a una memoria RAM adecuada, a noviembre de 2016, no recomendaría adquirir un terminal con menos de dos gigas de RAM. La tecnología ha avanzado mucho y podemos adquirir terminales a buen precio con este mínimo. Y aunque seas un consumidor no tan exigente, creo que a largo plazo vale la pena, ya que conforme va evolucionando la tecnología, también lo hace la exigencia de las aplicaciones que utilizamos (el mismo Facebook cada día requiere más recursos).

Partiendo de este mínimo de dos que recomendamos, podemos llegar hasta los seis que ofrece el terminal de la marca One. Simplemente recuerda que más RAM no tiene por qué ser más velocidad. Debe ser muy muy complicado utilizar estos seis gigas, y más bien parece una estrategia de Marketing, o bien una apuesta de cara al futuro, si se prevé que los móviles tendrán unas necesidades más exigentes.

3. Batería. 

Este punto es muy importante, porque además es muchas veces uno de los que más flaquea en los terminales de gama baja. También tienes que tener en cuenta, que la capacidad de la batería está normalmente reñida con el grosor o longitud del móvil; la batería es lo que más ocupa dentro de los componentes. Es muy difícil para un fabricante incluir una batería puntera sin pasarse con las dimensiones, y por eso tienes que tener en cuenta ambas características de forma confrontada. Estas son las variables que afectan a la duración de la batería.

  1. Capacidad: Se mide en mAh (mili amperios). Un móvil de gama baja partirá de los 1.800 mAh, y los tope de gama sobrepasan por poco los 4.000 mAh. Nuestra recomendación es que, para un móvil de 5 pulgadas, te asegures de que su batería sea como mínimo de 2.800 mAh.
  2. Otros datos a tener en cuenta:Los valores anteriores se han dado para un móvil de 5 pulgadas con pantalla de resolución FHD. Obviamente, si la pantalla no tiene esta resolución sino que es menor, o es de 4 pulgadas en vez de cinco, el consumo será menor y la duración puede ser igual o superior para una misma capacidad. Y por supuesto, también depende de la versión de SO (unas gastan más que otras), del fabricante, del procesador y lo más importante, del uso que le des al terminal.

4. Pantalla. 

En cuanto a este punto, y una vez hayas decidido el tamaño de pantalla que más te satisfaga (el estándar a finales de 2016 son las cinco pulgadas), asegúrate de comprobar cuál es la resolución. Si el móvil te encaja en todos los sentidos, pero la resolución es HD en lugar de FHD no te preocupes: los móviles HD también se ven de maravilla. Y además gastan menos batería y potencia en cuanto al procesador. De todas formas, la gama media actual ofrece casi completamente móviles FHD.

5. Cámara. 

Si no quieres dejarte llevar por la publicidad engañosa, si por el número de mega píxeles que al final no determina nada, lo que te recomendamos es que busques fotos en google de personas que tengan ese mismo terminal y veas si se adecuan a lo que tú quieres. Pero sí creemos que este es uno de los puntos en los que los móviles de gama baja se ven perjudicados. Igual que en el resto de aspectos son muy peleones y puede igualar a sus hermanos grandes, en la cámara normalmente se reflejará el precio del terminal. Esto no quita que, dado el avance de la tecnología, los resultados actuales sean más que pasables y ofrezcan calidad, incluso para la gama baja.

6. Diseño. 

sp_desingNo todo son especificaciones o tamaño de pantalla:el diseño cambia mucho de un fabricante a otro. Fíjate en el grosor, el peso, la altura, anchura y profundidad del terminal. O si puedes, mejor aún, cógelo personalmente. Esto es cuestión de gustos: los hay que prefieren los móviles muy finos, más estrechos o con determinado peso. Para otros, no es tan importante. Pero te aconsejamos que comparéis: no tiene nada que ver tener un BQ M5 en la mano, que es un terminal muy resultón para el precio que tiene y recomendamos sin duda, a un Xiaomi o un Huawei, que se caracterizan por ser mucho más ligeros y delgados.

 7. Marca. 

moviles2Este punto es muy relativo, por eso vamos a posicionarnos. Para el consumidor común, que hace un uso normal del terminal, hay tantas opciones y muy buenas hoy en día que no tiene sentido pagar una millonada por un móvil. Sí, será mejor, pero desde luego no es necesario pagar 700 o 800 euros para tener un buen terminal. Por eso, no recomendamos a priori las grandes marcas. Además, un gama media de Samsung de 300 euros será mucho peor que un Xiaomi o un Bq del mismo precio. Recomendamos acudir a las marcas de gama media del mercado, que ofrecen terminales punteros y precios mucho más ajustados. One plus, Huawei, Bq, Xiaomi o Nexus son buenas opciones. También está la opción de comprar terminales de marca blanca, con especificaciones en mano. No es mala opción, siempre que revises punto por punto los detalles técnicos de cada uno. Está claro que la garantía no es la misma, pero el precio tampoco lo será, ni de broma. Al final depende de ti una elección u otra.

Leave A Reply